Ansiedad y depresión en la adolescencia

Ansiedad y depresión en la adolescencia

Ansiedad y depresión en la adolescencia – Moving Health Forward with

La depresión es un trastorno mental caracterizado por una infelicidad o irritabilidad prolongada, acompañada de una constelación de signos y síntomas somáticos y cognitivos como fatiga, apatía, problemas de sueño, pérdida de apetito, pérdida de compromiso; baja autoestima o inutilidad; dificultad para concentrarse o indecisión; o pensamientos recurrentes de muerte o suicidio. La depresión en la infancia y la adolescencia es similar al trastorno depresivo mayor de los adultos, aunque los jóvenes que la padecen pueden mostrar una mayor irritabilidad o descontrol de la conducta en lugar de los sentimientos más comunes de tristeza, vacío o desesperanza que se observan en los adultos[1] Los niños que están sometidos a estrés, experimentan pérdidas o tienen otros trastornos subyacentes tienen un mayor riesgo de sufrir depresión. La depresión infantil suele ser comórbida con trastornos mentales ajenos a otros trastornos del estado de ánimo; los más comunes son el trastorno de ansiedad y el trastorno de conducta. La depresión también tiende a ser hereditaria.[2] En una revisión Cochrane de 2016, la terapia cognitivo-conductual (TCC), la TCC de tercera ola y la terapia interpersonal demostraron pequeños beneficios positivos en la prevención de la depresión.[3] Los psicólogos han desarrollado diferentes tratamientos para ayudar a los niños y adolescentes que sufren depresión, aunque la legitimidad del diagnóstico de la depresión infantil como trastorno psiquiátrico, así como la eficacia de los diversos métodos de evaluación y tratamiento, siguen siendo controvertidos.

El minuto de la salud mental: El estrés y la ansiedad en los adolescentes

En 2017, el 13% de los adolescentes estadounidenses de entre 12 y 17 años (o 3,2 millones) dijeron haber experimentado al menos un episodio depresivo grave en el último año, frente al 8% (o 2 millones) en 2007, según un análisis del Pew Research Center de los datos de la Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud de 2017.

  Ansiedad de ejecución tratamiento

Una de cada cinco chicas adolescentes -o casi 2,4 millones- había experimentado al menos un episodio depresivo mayor (la medida sustitutiva de la depresión utilizada en este análisis) durante el último año en 2017. En comparación, el 7% de los chicos adolescentes (o 845.000) tuvieron al menos un episodio depresivo mayor en los últimos 12 meses.

Si bien las chicas adolescentes tienen más probabilidades de haber enfrentado la depresión que sus compañeros varones, también es más probable que hayan recibido tratamiento acudiendo a un profesional o tomando medicamentos. Entre las chicas adolescentes que tuvieron episodios depresivos recientes, el 45% recibió tratamiento para la depresión durante el último año. En comparación, el 33% de los chicos adolescentes con episodios depresivos recientes recibieron tratamiento.

El número de adultos que habían experimentado depresión también aumentó de 14,8 millones en 2007 a 17,3 millones en 2017, aunque la proporción se mantuvo igual (7%). Los adultos también difieren por género en sus experiencias con la depresión (9% de las mujeres frente al 5% de los hombres).

La trampa de la ansiedad y la depresión en los adolescentes

Muchos niños tienen miedos y preocupaciones, y pueden sentirse tristes y desesperados de vez en cuando. Los miedos fuertes pueden aparecer en diferentes momentos del desarrollo. Por ejemplo, los niños pequeños suelen sentirse muy angustiados por estar lejos de sus padres, aunque estén seguros y cuidados. Aunque los miedos y las preocupaciones son típicos en los niños, las formas persistentes o extremas de miedo y tristeza podrían deberse a la ansiedad o a la depresión. Dado que los síntomas afectan principalmente a los pensamientos y sentimientos, a veces se denominan trastornos de interiorización.

  Valeriana es buena para la ansiedad

Cuando un niño no supera los miedos y preocupaciones típicos de los niños pequeños, o cuando hay tantos miedos y preocupaciones que interfieren con las actividades escolares, domésticas o lúdicas, el niño puede ser diagnosticado de un trastorno de ansiedad. Algunos ejemplos de los distintos tipos de trastornos de ansiedad son

La ansiedad puede presentarse como miedo o preocupación, pero también puede hacer que los niños estén irritables y enfadados. Los síntomas de ansiedad también pueden incluir problemas para dormir, así como síntomas físicos como fatiga, dolores de cabeza o de estómago. Algunos niños ansiosos se guardan sus preocupaciones para sí mismos y, por tanto, los síntomas pueden pasar desapercibidos.

El sueño y la relación con la ansiedad y la depresión en

OverviewLa depresión juvenil es un problema grave de salud mental que provoca un sentimiento persistente de tristeza y pérdida de interés por las actividades. Afecta a la forma de pensar, sentir y comportarse del adolescente, y puede causar problemas emocionales, funcionales y físicos. Aunque la depresión puede aparecer en cualquier momento de la vida, los síntomas pueden ser diferentes entre los adolescentes y los adultos.

Cuestiones como la presión de los compañeros, las expectativas académicas y los cambios en el cuerpo pueden provocar muchos altibajos en los adolescentes. Pero para algunos adolescentes, los bajones son algo más que sentimientos temporales: son un síntoma de depresión.

  Agorafobia y ansiedad social

La depresión adolescente no es una debilidad ni algo que pueda superarse con fuerza de voluntad: puede tener consecuencias graves y requiere un tratamiento a largo plazo. Para la mayoría de los adolescentes, los síntomas de la depresión se alivian con tratamientos como la medicación y el asesoramiento psicológico.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

SíntomasLos signos y síntomas de la depresión en adolescentes incluyen un cambio en la actitud y el comportamiento anteriores del adolescente que puede causar una angustia significativa y problemas en la escuela o en casa, en las actividades sociales o en otras áreas de la vida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad