Origen de la ansiedad social

Origen de la ansiedad social

Ansiedad social leve

ResumenEs normal sentirse nervioso en algunas situaciones sociales. Por ejemplo, acudir a una cita o hacer una presentación puede provocar esa sensación de mariposas en el estómago. Pero en el trastorno de ansiedad social, también llamado fobia social, las interacciones cotidianas provocan una gran ansiedad, timidez y vergüenza porque se teme ser escudriñado o juzgado negativamente por los demás.

El trastorno de ansiedad social puede ser una enfermedad mental crónica, pero el aprendizaje de habilidades de afrontamiento en psicoterapia y la toma de medicamentos pueden ayudarle a ganar confianza y mejorar su capacidad para interactuar con los demás.

SíntomasLos sentimientos de timidez o incomodidad en determinadas situaciones no son necesariamente signos de trastorno de ansiedad social, especialmente en los niños. Los niveles de comodidad en situaciones sociales varían en función de los rasgos de personalidad y las experiencias vitales. Algunas personas son reservadas por naturaleza y otras son más extrovertidas.

En contraste con el nerviosismo cotidiano, el trastorno de ansiedad social incluye miedo, ansiedad y evitación que interfieren en las relaciones, las rutinas diarias, el trabajo, la escuela u otras actividades. El trastorno de ansiedad social suele comenzar a principios o mediados de la adolescencia, aunque a veces puede empezar en niños más pequeños o en adultos.

Ansiedad social y depresión

La ansiedad social es una condición de salud mental con la que luchan personas de todo el mundo en su vida diaria. Suele estar más asociada al miedo a ser observado o juzgado por los demás, concretamente en las situaciones sociales más amplias. También se conoce como fobia social. La ansiedad está relacionada con el miedo que surge antes de que algo ocurra, mientras que la fobia es un miedo irracional a elementos específicos, como las reuniones sociales más amplias.

  Ayuda con la ansiedad

Los investigadores informan de que casi el 12% de todos los adultos de Estados Unidos padecen un trastorno de ansiedad social, más común en las mujeres que en los hombres. Además, los problemas relacionados con la ansiedad social colectiva no han hecho más que aumentar desde el comienzo de la pandemia[1], lo que ha provocado más motivos de preocupación para las personas que sienten que no tienen escapatoria para sus miedos. Muchas más personas están manejando los síntomas de ansiedad por su cuenta como resultado del trauma que han enfrentado durante la pandemia y con los cierres.

A pesar de los síntomas y de la experiencia que muchas personas tienen con este trastorno, es totalmente tratable. También es un trastorno generalizado, por lo que no estás solo en tus experiencias al encontrarte con el reto de socializar y salir con otros en la sociedad.

Cuándo se descubrió la ansiedad social

Muchas personas se sienten nerviosas en determinados entornos sociales. Conocer gente nueva, tener una cita, hacer una actuación… casi todo el mundo ha experimentado la ansiedad que estas situaciones pueden provocar. Sin embargo, el trastorno de ansiedad social, o fobia social, describe un miedo marcado, intenso y persistente a las situaciones sociales que puede diferenciarse del miedo más típico que se produce en las situaciones incómodas.

  Pinchazos en el estómago ansiedad

La ansiedad asociada al TAS no sólo se filtra en la vida social del individuo, sino que interfiere en sus actividades cotidianas y en su vida profesional. Mientras que otros trastornos mentales provocan síntomas de ansiedad social (por ejemplo, sudoración, palpitaciones o ataques de pánico), el trastorno de ansiedad social se refiere únicamente a los individuos que evitan o temen específicamente las situaciones sociales.

La primera mención del trastorno de ansiedad social se remonta al año 400 a.C. Se acepta popularmente que Hipócrates hizo mención del trastorno al describir a un hombre que “ama la oscuridad como la vida y… piensa que todos los hombres le observan”. La tendencia de la persona con fobia social a sobrestimar el grado en que los demás le “observan” es característica del trastorno.

Tratamiento de la ansiedad social

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

  Sensacion de ahogo y falta de aire por ansiedad

La historia del trastorno de ansiedad social (TAS) se describe mejor como una serie de acontecimientos que conducen al diagnóstico que conocemos hoy en día. Aunque pueda parecer que el TAS no ha sido un diagnóstico reconocido durante mucho tiempo, la idea de la ansiedad social se remonta a principios del siglo XX.

Comprender la evolución del diagnóstico del trastorno de ansiedad social es útil para saber más sobre sus síntomas y cómo se tratarán. En el futuro, es probable que se identifiquen nuevos métodos para tratar el TAS, especialmente en el área de la tecnología y la administración de la terapia. A medida que avancemos con las pruebas genéticas, también es probable que comprendamos mejor las causas subyacentes del trastorno.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad