Tecnicas de relajacion para ataques de ansiedad

Tecnicas de relajacion para ataques de ansiedad

Complejo de relajación para aliviar el estrés y la ansiedad

Todos nos enfrentamos a situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida, desde pequeñas molestias como los atascos hasta preocupaciones más serias, como la grave enfermedad de un ser querido. Sea cual sea la causa, el estrés inunda el cuerpo de hormonas. El corazón late con fuerza, la respiración se acelera y los músculos se tensan.

Esta llamada “respuesta al estrés” es una reacción normal a las situaciones amenazantes, perfeccionada en nuestra prehistoria para ayudarnos a sobrevivir a amenazas como el ataque de un animal o una inundación. Hoy en día, rara vez nos enfrentamos a estos peligros físicos, pero las situaciones desafiantes de la vida cotidiana pueden desencadenar la respuesta al estrés. No podemos evitar todas las fuentes de estrés en nuestras vidas, ni queremos hacerlo. Pero podemos desarrollar formas más saludables de responder a ellas.

1. Centrarse en la respiración.  En esta sencilla y poderosa técnica, se realizan respiraciones largas, lentas y profundas (también conocidas como respiración abdominal). Al respirar, se desconecta suavemente la mente de los pensamientos y sensaciones que la distraen. La concentración en la respiración puede ser especialmente útil para las personas con trastornos alimentarios, ya que les ayuda a centrarse en su cuerpo de forma más positiva. Sin embargo, esta técnica puede no ser adecuada para quienes tienen problemas de salud que dificultan la respiración, como las dolencias respiratorias o la insuficiencia cardíaca.

Ejercicios para los ataques de pánico

La toma de tierra es una forma eficaz de calmar la ansiedad durante un ataque de pánico. En este proceso, identificas los objetos que te rodean para ayudar a tu cerebro a reconocer dónde estás. Esto crea una sensación de confort porque sabes dónde estás y te sientes más en control de la situación. Combina esto con los ejercicios de respiración para los ataques de ansiedad y te sentirás mejor en poco tiempo. Estas son algunas técnicas de conexión a tierra que puede aprender en el tratamiento de la ansiedad.

  Ataques de ansiedad e insomnio

El gusto es a veces difícil de identificar, así que puedes sustituirlo pensando en tu cosa favorita para saborear. Algunas versiones del método de enraizamiento 54321 dicen que nombre una cosa que le guste de usted. Independientemente de cómo lo enfoques, el objetivo es identificar elementos en el mundo que te rodea. A medida que su mente comience a centrarse en estas cosas, estará menos centrada en la repentina oleada de ansiedad. Esto le ayudará a reducir el ritmo cardíaco, a controlar la respiración y a sentirse mejor en general.

Otra forma de conexión a tierra consiste en la autoterapia. Cuando sientas que el ataque de ansiedad se acerca, habla contigo mismo (ya sea en voz alta o en tu cabeza). Dígase a sí mismo que está teniendo un ataque de ansiedad y que todo va a salir bien. Ya has pasado por esto antes y puedes volver a hacerlo. Eres lo suficientemente fuerte como para manejar tus emociones y el ataque de ansiedad no durará mucho. Sigue repitiendo estas afirmaciones positivas hasta que sientas que te calmas.

Síntomas de un ataque de pánico

Cuando aparece una sensación de miedo repentina y abrumadora, aunque no haya un peligro inminente, se denomina ataque de pánico. Los ataques de pánico son una forma de trastorno de ansiedad y una respuesta física al intento inoportuno del cerebro de protegerse del daño. Aunque los expertos aún no entienden por qué algunas personas padecen trastornos de ansiedad, sí saben que los ataques de pánico son comunes y tratables.

  Cansancio tras ataque ansiedad

Además de tratamientos como la medicación y la terapia cognitivo-conductual, el control de la ansiedad y las técnicas de relajación para los ataques de pánico pueden ayudar a reducir las molestias de síntomas como la falta de aire, la sudoración y el dolor en el pecho. He aquí 10 técnicas y consejos a tener en cuenta.

Es menos probable que los ataques de pánico se produzcan cuando no se está ansioso o al límite, por lo que se debe aprender a controlar el estrés antes de que se salga de control. Para obtener el máximo beneficio, evite las sustancias que provocan agitación, como la cafeína, los medicamentos para el resfriado con pseudoefedrina y las drogas ilícitas.

Los fines de semana y los días festivos ingresan más personas en el hospital para el tratamiento del trastorno de pánico. Si está a punto de entrar en una situación que puede desencadenar un ataque de pánico, dígaselo a alguien de confianza y haga un plan sobre cómo manejar un ataque, en caso de que se produzca. Tener un plan y un asistente a mano puede ser un gran alivio para el estrés, así como una necesidad si los síntomas se vuelven difíciles de manejar por su cuenta.

Ataque de pánico vs ataque de ansiedad

“Todo el mundo puede experimentar un ataque de pánico de manera diferente”, dice el trabajador social psiquiátrico Chantel Bruha, LICSW, LADC. “Algunas personas sienten que no pueden respirar o incluso tienen pensamientos de que podrían estar muriendo. A menudo tienen una sensación de fatalidad inminente”.

La cuestión es que cuando nos centramos en los síntomas de los ataques de pánico, éstos se vuelven más intensos. La clave para detener o minimizar cualquier ataque de pánico es centrarse en el mundo exterior (imágenes, sonidos, sensaciones) en lugar de en las señales internas (corazón acelerado, pensamientos de miedo o respiración rápida).

  Ataque de ansiedad ahogo

¿Has oído hablar de un kit de supervivencia para ataques de pánico? Si usted o un ser querido han sufrido ataques de pánico con anterioridad, saben que pueden aparecer sin previo aviso. Puede utilizar estos cinco consejos para preparar una pequeña bolsa de artículos que pueda utilizar la próxima vez que le sobrevenga un ataque de pánico.

Si tienes una toallita y una botella de agua, tienes un buen comienzo para un kit de supervivencia para ataques de pánico. A veces los ataques de pánico hacen que las personas sientan un calor incómodo. Una toallita húmeda alrededor del cuello o de la cara puede aliviar esta sensación y darle un respiro.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad