Que hacer en medio de un ataque de ansiedad

Que hacer en medio de un ataque de ansiedad

Cómo ayudar a alguien con un ataque de pánico

Las investigaciones han revelado que casi todo el mundo experimentará un ataque de ansiedad al menos una vez en su vida. Las personas que se comportan de forma más aprensiva que la población general suelen experimentar muchos ataques de ansiedad. Algunas personas ansiosas, aproximadamente el 3%, desarrollan un trastorno por ataques de pánico (TAP).

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), define los ataques de pánico como Un ataque de pánico es un episodio súbito de miedo intenso que desencadena reacciones físicas graves cuando no hay peligro real ni causa aparente[1].

El pánico se convierte en un trastorno cuando los ataques de pánico son frecuentes e interfieren con un estilo de vida normal. Más concretamente, el DSM-5 describe los criterios del trastorno de pánico como ataques de pánico que deben estar asociados a una preocupación persistente durante más de un mes por: (1) sufrir otro ataque o por las consecuencias del ataque, o (2) cambios de comportamiento desadaptativos significativos relacionados con el ataque.

Para hacer el diagnóstico de trastorno de pánico, los ataques de pánico no pueden ser consecuencia directa o fisiológica del consumo de sustancias (intoxicación o abstinencia), de condiciones médicas o de otro trastorno psiquiátrico. Otros síntomas o signos pueden ser dolor de cabeza, manos frías, diarrea, insomnio, fatiga, pensamientos intrusivos y rumiaciones[1].

  Preguntas para hacerle a una persona con ansiedad

Ataque de ansiedad vs. ataque de pánico

Dormir bien es esencial para nuestra salud y bienestar. El sueño favorece el descanso y la relajación y nos da la oportunidad de recuperarnos y dejar atrás el estrés del día. Sin embargo, este no es el caso de muchas personas que sufren ataques de pánico por la noche.

Estos síntomas pueden ser tan graves que a veces hacen creer a quienes los padecen por primera vez que están sufriendo un ataque al corazón o un ataque de nervios. Con el tiempo, los ataques de pánico pueden volverse más frecuentes y el miedo a sufrirlos se arraiga, dando lugar a un “círculo vicioso”. También puedes experimentar lo que se conoce como sacudidas hipnóticas. Si estás especialmente estresado o ansioso, también puedes experimentar lo que se conoce como sacudidas hipnóticas.  Estas sensaciones musculares involuntarias, como sacudidas, se producen cuando estás en la fase más ligera del sueño.

Los ataques de pánico nocturnos, también conocidos como “ataques de pánico nocturnos” o “terrores nocturnos”, ocurren mientras estás dormido y te despiertan, a menudo con los mismos síntomas que los ataques de pánico diurnos. Sin embargo, aunque estos ataques nocturnos suelen durar sólo unos minutos, puede pasar mucho tiempo hasta que te calmes lo suficiente como para volver a dormir después de sufrir uno. Esto, unido a la preocupación por si vas a tener otro ataque de pánico, puede provocar insomnio.

Cómo ayudar a alguien con un ataque de pánico por texto

Sin tratamiento, los ataques de pánico frecuentes y prolongados pueden ser gravemente incapacitantes. La persona puede optar por evitar una amplia gama de situaciones (como salir de su casa o estar sola) por miedo a experimentar un ataque. Algunas personas pueden desarrollar trastornos de pánico Para muchas personas, las sensaciones de pánico se producen sólo ocasionalmente durante períodos de estrés o enfermedad. Se dice que una persona que experimenta ataques de pánico recurrentes padece un trastorno de pánico, que es un tipo de trastorno de ansiedad. Por lo general, tienen ataques de pánico recurrentes e inesperados y temores persistentes de que se repitan los ataques. Síntomas de un ataque de pánico Los síntomas de un ataque de pánico pueden incluir: La respuesta de “huida o lucha” Cuando el cuerpo se enfrenta a un peligro inmediato, el cerebro ordena al sistema nervioso autónomo que active la respuesta de “huida o lucha”. El cuerpo se inunda de una serie de sustancias químicas, incluida la adrenalina, que desencadenan cambios fisiológicos. Por ejemplo, el ritmo cardíaco y la respiración se aceleran y la sangre se desplaza a los músculos para prepararse para el combate físico o la huida.

  Hacer deporte me genera ansiedad

Cómo detener un ataque de pánico rápidamente

Todos nos preocupamos y nos asustamos de vez en cuando. Pero quienes padecen ansiedad pueden sentirse consumidos por el miedo a cosas que a los demás les pueden parecer irracionales. Puede ser difícil relacionarse con estas preocupaciones y, como resultado, muchas personas no saben cómo ayudar mejor a alguien con ansiedad.

“La gente suele despreciar a las personas que sufren ansiedad”, dice el doctor Joseph McGuire, psicólogo pediátrico de Johns Hopkins Medicine. “Con otras enfermedades médicas, se pueden ver los síntomas físicos. Pero en el caso de la ansiedad, no se ve necesariamente con qué está lidiando la persona. Así que es importante ser sensible a lo que la persona con ansiedad está pasando, incluso si no tiene sentido para ti.”

  Ansiedad e insomnio que hacer

Es angustioso ver a un ser querido sufrir ataques de pánico y enfrentarse a la ansiedad cada día, pero hay cosas que puedes hacer para ayudar. Comienza por reconocer los signos de la preocupación excesiva y comprender las mejores formas de apoyar a tu ser querido.

El trastorno de ansiedad es el trastorno de salud mental más común en los Estados Unidos, y afecta hasta al 18% de la población. Conocer los signos de la ansiedad puede ayudarle a darse cuenta de que un ser querido tiene pensamientos o sentimientos de miedo. Los síntomas varían de una persona a otra, pero pueden dividirse en tres categorías:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad