Que hacer para evitar un ataque de ansiedad

Que hacer para evitar un ataque de ansiedad

Cómo frenar la ansiedad

¿Tienes a veces ataques repentinos de ansiedad y miedo abrumador que duran varios minutos? Tal vez su corazón late con fuerza, suda y siente que no puede respirar o pensar con claridad. ¿Estos ataques se producen en momentos imprevisibles y sin un desencadenante aparente, lo que hace que se preocupe por la posibilidad de tener otro en cualquier momento?

Un trastorno de pánico no tratado puede afectar a su calidad de vida y provocar dificultades en el trabajo o los estudios. La buena noticia es que el trastorno de pánico es tratable. Obtenga más información sobre los síntomas del trastorno de pánico y cómo encontrar ayuda.

Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico frecuentes e inesperados. Estos ataques se caracterizan por una oleada repentina de miedo o malestar o una sensación de pérdida de control, incluso cuando no hay un peligro o un desencadenante claro. No todas las personas que experimentan un ataque de pánico desarrollan un trastorno de pánico.

Los ataques de pánico suelen incluir síntomas físicos que pueden parecerse a los de un ataque al corazón, como temblores, hormigueos o aceleración del ritmo cardíaco. Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento. Muchas personas con trastorno de pánico se preocupan por la posibilidad de tener otro ataque y pueden cambiar significativamente su vida para evitar tener otro ataque. Los ataques de pánico pueden ocurrir tan frecuentemente como varias veces al día o tan raramente como unas pocas veces al año.

  Que hacer para ayudar a una persona con ansiedad

Tengo un ataque de ansiedad

Estos síntomas son desagradables y pueden ser muy aterradores debido a su intensidad, haciendo que la persona sienta que va a morir (de un ataque al corazón, asfixia, etc.) o que se va a desmayar. Como resultado de este miedo, la persona se asusta de experimentar el siguiente ataque de pánico, lo que conduce a la sensación de pánico (“miedo al miedo”) y sus síntomas físicos de pánico empeoran, afectando a la salud mental en general.

Nadie quiere experimentar ataques de pánico, por lo que la persona puede empezar a evitar las situaciones que puedan provocar ataques de pánico, como los lugares concurridos, los lugares públicos, los espacios abiertos, los lugares cerrados o los lugares alejados de casa.

En la medida de lo posible, debe permanecer en el lugar donde se encuentra durante un ataque de pánico. Como el ataque puede durar hasta una hora, puede ser necesario que se detenga y aparque donde sea seguro hacerlo si está conduciendo. A continuación, haz una pausa, observa tus pensamientos y dite a ti mismo que tu mente está reaccionando a estos pensamientos y a la ansiedad. Estos sentimientos son normales, es sólo el sistema de alarma del cuerpo haciendo su trabajo cuando no es necesario.

Cómo detener un ataque de ansiedad

Sin tratamiento, los ataques de pánico frecuentes y prolongados pueden ser gravemente incapacitantes. La persona puede optar por evitar una amplia gama de situaciones (como salir de casa o estar sola) por miedo a experimentar un ataque. Algunas personas pueden desarrollar trastornos de pánico Para muchas personas, las sensaciones de pánico se producen sólo ocasionalmente durante períodos de estrés o enfermedad. Se dice que una persona que experimenta ataques de pánico recurrentes padece un trastorno de pánico, que es un tipo de trastorno de ansiedad. Por lo general, tienen ataques de pánico recurrentes e inesperados y temores persistentes de que se repitan los ataques. Síntomas de un ataque de pánico Los síntomas de un ataque de pánico pueden incluir: La respuesta de “huida o lucha” Cuando el cuerpo se enfrenta a un peligro inmediato, el cerebro ordena al sistema nervioso autónomo que active la respuesta de “huida o lucha”. El cuerpo se inunda de una serie de sustancias químicas, incluida la adrenalina, que desencadenan cambios fisiológicos. Por ejemplo, el ritmo cardíaco y la respiración se aceleran y la sangre se desplaza a los músculos para prepararse para el combate físico o la huida.

  Que hacer si me duele el pecho por ansiedad

Ataque de pánico 5 cosas que puedes ver 4 cosas que puedes tocar

“Todo el mundo puede experimentar un ataque de pánico de manera diferente”, dice la trabajadora social psiquiátrica Chantel Bruha, LICSW, LADC. “Algunas personas sienten que no pueden respirar o incluso tienen pensamientos de que podrían estar muriendo. A menudo tienen una sensación de fatalidad inminente”.

La cuestión es que cuando nos centramos en los síntomas de los ataques de pánico, éstos se vuelven más intensos. La clave para detener o minimizar cualquier ataque de pánico es centrarse en el mundo exterior (imágenes, sonidos, sensaciones) en lugar de en las señales internas (corazón acelerado, pensamientos de miedo o respiración rápida).

  La ansiedad no me deja hacer nada

¿Has oído hablar de un kit de supervivencia para ataques de pánico? Si usted o un ser querido ha sufrido ataques de pánico con anterioridad, sabe que pueden aparecer sin previo aviso. Puede utilizar estos cinco consejos para preparar una pequeña bolsa de artículos que pueda utilizar la próxima vez que le sobrevenga un ataque de pánico.

Si tienes una toallita y una botella de agua, tienes un buen comienzo para un kit de supervivencia para ataques de pánico. A veces los ataques de pánico hacen que las personas sientan un calor incómodo. Una toallita húmeda alrededor del cuello o de la cara puede aliviar esta sensación y darle un respiro.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad