Ataque de ansiedad fuerte que hacer

Ataque de ansiedad fuerte que hacer

Síntomas de un ataque de pánico

Se calcula que los trastornos de ansiedad afectan cada año a unos 40 millones de residentes en EE.UU., a partir de los 18 años. Y, según Venka de Rooij, psicoterapeuta e hipnoterapeuta clínica especializada en ansiedad, traumas y TEPT, 1 de cada 5 personas sufre alguna forma de ansiedad. Por lo tanto, los ataques de ansiedad, según ella, son muy comunes. Pero, ¿qué es exactamente un ataque de ansiedad? ¿Existen ciertos síntomas para saber que se está sufriendo uno? Parade.com ha encuestado a algunos expertos para responder a todas las preguntas candentes sobre el tema, incluyendo cómo detener un ataque de ansiedad.

La ansiedad se produce cuando una persona siente tensión, tiene pensamientos preocupantes y experimenta cambios físicos como un aumento de la presión arterial. Estas preocupaciones pueden estar asociadas a todo tipo de situaciones, desde la preocupación por enfrentarse a la muerte o a las enfermedades hasta acontecimientos más mundanos como llegar tarde a una cita o enfrentarse a lo desconocido. Por lo general, se trata de un sentimiento típico de la vida humana cotidiana; sin embargo, los expertos señalan que cuando estos sentimientos son frecuentes y/o de naturaleza más grave, se puede estar sufriendo un trastorno de ansiedad. Las manifestaciones más intensas de la ansiedad pueden incluir un miedo extremo y persistente ante situaciones cotidianas. Y tener esa forma intensa de ansiedad durante períodos prolongados se considera un ataque de ansiedad, una condición que puede durar desde varios minutos hasta semanas.

  Que hacer para lidiar con la ansiedad

Ejercicios de respiración

“Todo el mundo puede experimentar un ataque de pánico de manera diferente”, dice la trabajadora social psiquiátrica Chantel Bruha, LICSW, LADC. “Algunas personas sienten que no pueden respirar o incluso tienen pensamientos de que podrían estar muriendo. A menudo tienen una sensación de fatalidad inminente”.

La cuestión es que cuando nos centramos en los síntomas de los ataques de pánico, éstos se vuelven más intensos. La clave para detener o minimizar cualquier ataque de pánico es centrarse en el mundo exterior (imágenes, sonidos, sensaciones) en lugar de en las señales internas (corazón acelerado, pensamientos de miedo o respiración rápida).

¿Has oído hablar de un kit de supervivencia para ataques de pánico? Si usted o un ser querido ha sufrido ataques de pánico con anterioridad, sabe que pueden aparecer sin previo aviso. Puede utilizar estos cinco consejos para preparar una pequeña bolsa de artículos que pueda utilizar la próxima vez que le sobrevenga un ataque de pánico.

Si tienes una toallita y una botella de agua, tienes un buen comienzo para un kit de supervivencia para ataques de pánico. A veces los ataques de pánico hacen que las personas sientan un calor incómodo. Una toallita húmeda alrededor del cuello o de la cara puede aliviar esta sensación y darle un respiro.

Ataque de pánico vs. ataque de ansiedad

Las personas con trastorno de pánico sufren regularmente episodios intensos de ansiedad, conocidos como ataques de pánico (véase más abajo). Se preocupan mucho por tener más ataques, o por lo que los ataques implican o pueden causar, o han hecho cambios en sus comportamientos a causa de los ataques.

  Hacer ejercicio quita la ansiedad

Los ataques de pánico comienzan de forma repentina y suelen alcanzar su punto álgido rápidamente, a los 10 minutos o menos de comenzar. Pueden producirse múltiples ataques de diferentes intensidades a lo largo de varias horas, lo que puede dar la sensación de que un ataque de pánico se va sucediendo al siguiente, como si fueran olas. Al principio, los ataques de pánico parecen surgir “de la nada”, pero con el tiempo la persona puede llegar a esperarlos en determinadas situaciones. Si una persona empieza a evitar estas situaciones por miedo a un ataque de pánico, también puede tener agorafobia (véase más adelante).

Algunas personas sufren ataques de pánico a diario o semanalmente. Los síntomas externos de un ataque de pánico suelen provocar dificultades sociales, como vergüenza, estigmatización o aislamiento social. Sin embargo, las personas que han sufrido estos ataques durante mucho tiempo suelen ser capaces de contener los signos externos incluso de ataques de pánico muy intensos. A veces, las personas sufren ataques más leves con sólo 3 o menos de los síntomas mencionados, que se conocen como ataques de síntomas limitados (véase más adelante).

Cómo ayudar a alguien que tiene un ataque de pánico

Sin tratamiento, los ataques de pánico frecuentes y prolongados pueden ser gravemente incapacitantes. La persona puede optar por evitar una amplia gama de situaciones (como salir de casa o estar sola) por miedo a experimentar un ataque. Algunas personas pueden desarrollar trastornos de pánico Para muchas personas, las sensaciones de pánico se producen sólo ocasionalmente durante períodos de estrés o enfermedad. Se dice que una persona que experimenta ataques de pánico recurrentes padece un trastorno de pánico, que es un tipo de trastorno de ansiedad. Por lo general, tienen ataques de pánico recurrentes e inesperados y temores persistentes de que se repitan los ataques. Síntomas de un ataque de pánico Los síntomas de un ataque de pánico pueden incluir: La respuesta de “huida o lucha” Cuando el cuerpo se enfrenta a un peligro inmediato, el cerebro ordena al sistema nervioso autónomo que active la respuesta de “huida o lucha”. El cuerpo se inunda de una serie de sustancias químicas, incluida la adrenalina, que desencadenan cambios fisiológicos. Por ejemplo, el ritmo cardíaco y la respiración se aceleran y la sangre se desplaza a los músculos para prepararse para el combate físico o la huida.

  Preguntas para hacerle a una persona con ansiedad
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad