Pupilas dilatadas por ansiedad

Pupilas dilatadas por ansiedad

Tensión de las pupilas dilatadas

Cuando las personas ganan o pierden algo, sus pupilas se dilatan ligeramente. Los investigadores han descubierto que esta dilatación es menos pronunciada en los pacientes con depresión aguda que en las personas sanas. Cuanto más graves eran los pacientes, menos se abría la pupila. A largo plazo, este hallazgo podría conducir a un diagnóstico más fundamentado que no sólo se base en las declaraciones del paciente, sino que también se mida biológicamente. Esto podría conducir a un tratamiento más individualizado.

Durante décadas, los científicos han tratado de averiguar si los pacientes con depresión valoran menos las recompensas que los individuos no deprimidos. Los participantes en el estudio del Instituto Max Planck de Psiquiatría jugaron a un sencillo juego mientras estaban en el escáner de resonancia magnética (RM), en el que podían ganar una pequeña cantidad de dinero. Ganar dinero es un claro incentivo que se sabe que provoca la dilatación de las pupilas en personas sanas. Los investigadores midieron las pupilas de los participantes en el estudio con gran precisión y a una velocidad extremadamente alta: mediante un montaje especial, pudieron tomar 250 imágenes por segundo; en comparación, nosotros sólo parpadeamos cada cuatro o seis segundos.

Estrés de los alumnos

El centro negro del ojo se llama pupila y se acciona mediante los músculos del iris (la parte coloreada del ojo). La función de la pupila es controlar la cantidad de luz que entra en el ojo, que se concentra en la retina (las células nerviosas de la parte posterior del ojo) para que usted pueda ver. Esto suele determinar cualquier fluctuación en el tamaño de su pupila. Las pupilas también están controladas por los músculos del iris, la parte coloreada del ojo. Aunque las dos pupilas suelen tener el mismo tamaño, el tamaño de la pupila puede fluctuar en general. La luz, los medicamentos y ciertas enfermedades pueden hacer que las pupilas cambien de tamaño, ¡e incluso el interés o la atracción que usted siente por algo!

  Preguntas para saber si tengo ansiedad

Cuando los ojos están poco expuestos a la luz, las pupilas se dilatan (aumentan de tamaño) para permitir que entre más luz y así poder ver mejor los objetos circundantes. También es bueno saber que las pupilas se contraen (se hacen más pequeñas) cuando se exponen a una luz brillante para evitar que entre demasiada luz en los ojos. El tamaño normal de las pupilas suele oscilar entre 2 y 4 mm con luz brillante y entre 4 y 8 mm en la oscuridad.

Alumnos de precisión

Desde hace más de un siglo, los científicos saben que las pupilas de nuestros ojos responden a algo más que a los cambios de luz. También delatan la conmoción mental y emocional. De hecho, la dilatación de las pupilas está tan relacionada con la excitación que los investigadores utilizan el tamaño de las pupilas, o pupilometría, para investigar una amplia gama de fenómenos psicológicos. Y lo hacen sin saber exactamente por qué nuestros ojos se comportan así.

“Nadie sabe a ciencia cierta qué hacen estos cambios”, dice Stuart Steinhauer, director del Laboratorio de Investigación Biométrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh. Él considera que las dilataciones son un subproducto del sistema nervioso que procesa información importante.

  Pinchazos en la lengua ansiedad

El córtex visual, situado en la parte posterior del cerebro, ensambla las imágenes que vemos. Pero una parte diferente y más antigua del sistema nervioso, la autonómica, gestiona el ajuste continuo del tamaño de las pupilas (junto con otras funciones involuntarias como el ritmo cardíaco y la transpiración). En concreto, dicta el movimiento del iris para regular la cantidad de luz que entra en el ojo, de forma similar a la apertura de una cámara. El iris está formado por dos tipos de músculos: un anillo de músculos esfínteres que rodean y constriñen la pupila hasta un par de milímetros de diámetro para evitar que entre demasiada luz; y un conjunto de músculos dilatadores dispuestos como radios de bicicleta que pueden expandir la pupila hasta ocho milímetros -aproximadamente el diámetro de un garbanzo- con poca luz.

¿Qué tipo de ansiedad tengo?

Todo el mundo sabe que la pupila cambia de tamaño en función de la cantidad de luz a la que está expuesta. Sin embargo, cuando tenemos miedo, nuestras pupilas también se dilatan acompañadas de un ensanchamiento de los párpados, que es la razón por la que se dice “ojos muy abiertos por el miedo”. ¿Qué puede decirnos el cambio de tamaño de la pupila sobre las personas con las que nos comunicamos? ¿Podemos discernir a los que tienen miedo de los que les ponemos tareas exigentes, o de los que están enamorados (de nosotros)?

  Causas de tener ansiedad

Con más luz, la pupila se contrae y se hace más pequeña. Cuando estamos en la oscuridad, la menor cantidad de luz es un estímulo para la dilatación de la pupila, de modo que más luz va al fondo del ojo. La respuesta a la luz es inconsciente y se controla con un sistema nervioso autónomo que ajusta automáticamente el diámetro del iris a la cantidad adecuada de luz que entra en el ojo para obtener una mejor imagen de lo que vemos, al igual que la apertura del objetivo de la cámara.

Pero el sistema nervioso autónomo no sólo controla las reacciones de la pupila a la luz, sino que también revela las respuestas emocionales y mentales. Cuando estamos estresados, los estímulos simpáticos iniciados con el estímulo de “lucha o huida” dilatan la pupila. Por otro lado, los estímulos parasimpáticos iniciados con el estímulo “descanso y digestión” constriñen la pupila. Nuestras pupilas se equilibran entre las reacciones lumínicas y emocionales en cada momento.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad